Paris – Orleans : 135km

Durante un paseo por la ciudad de Orleans, es imposible no toparse por doquier con Juana de Arco, su figura más emblemática. Su imagen y su recuerdo se hallan presentes en monumentos, edificios, y sobre todo en el espíritu de los orleaneses.

La Casa de Juana de Arco perteneció en realidad al tesorero del ducado, Jacques Boucher. Fue allí donde la joven permaneció tras su llegada a la ciudad en 1429. Por aquel entonces, Orleans había estado sitiada por los ingleses durante siete meses. La casa en cuestión estaba construida contra el muro oeste de la ciudad.

orleans

Después de sufrir varias modificaciones y daños por las vicisitudes históricas, fue reconstruida en 1965 en un lugar cercano al original, respetando el estilo y la apariencia de la primera casa, de modo que quienes la visiten hoy la verán tal como Juana de Arco la conoció. Contiene modelos y elementos relacionados con los momentos clave de la vida de la heroína.

El Centro Juana de Arco –o Centre Jeanne d’Arc– fue creado en 1974 para reunir toda la documentación disponible relacionada con la Doncella de Orleans. Esto incluye ediciones de documentos contemporáneos y literatura, y obras de arte que hacen alusión a su vida, realizadas desde el siglo XV hasta nuestros días.

Además, una biblioteca conserva publicaciones recientes acerca de los siglos XIV y XV. También cuenta con un acervo de 6500 fotografías y la videoteca incluye películas, debates y documentación relacionada con la heroína.

Por último, el monumento más famoso erigido en memoria de Juana de Arco se encuentra en la Place du Matroi, frente a la Iglesia de Saint Pierre du Matroi. Se trata de la estatua ecuestre ubicada en el centro de la plaza, realizada por Foyatier en el siglo XIX.

Cada año, Orleans celebra la liberación de la ciudad, conseguida en 1429 por Juana de Arco. Los días 7, 8 y 9 de mayo tienen lugar conciertos, desfiles de trajes tradicionales, iluminación de los principales edificios y espectáculos de luz y sonido.

La Catedral de Orleans es considerada el edificio más impactante de la ciudad. Construida en estilo gótico en el centro de Orleans, al este de la Place du Martroi, ha sido objeto de sucesivas mejoras, que hoy representan un valor agregado a su estructura del siglo VII.

La actual Catedral de la Santa Cruz fue edificada en un espacio que supo albergar otros templos, capillas y catedrales con anterioridad, de estilo romano o gótico, que fueron sucesivamente erigidos y destruidos en función de los eventos históricos y las guerras religiosas.

La fachada occidental del edificio tiene cinco portones y una decoración barroca admirable. Está flanqueada por dos torres mellizas de más de 80 metros de altura, obra del arquitecto Trouard.

En el siglo XIX, varias piezas se añadieron a la catedral. Las vidrieras de la parte inferior de la nave datan de esta época, y narran la historia de Santa Juana de Arco, que liberó a la ciudad y fue sentenciada a morir en la hoguera en la plaza de la ciudad de Ruán.

El Conservatorio de Orleans, en la parte moderna de la ciudad, es famoso por su magnífica sala de conciertos, una de las tres con mejor acústica de Francia. Allí funciona la Escuela Nacional de música, danza y arte dramática y se desarrollan numerosos conciertos y actividades musicales durante todo el año. El Astrolabe es una sala dedicada a música moderna, reggae, tecno e incluso se realizan allí espectáculos de patinaje sobre hielo.

También hay que visitar el Hotel Groslot, construido en 1550 por Jacques Groslot, uno de los hombres más famosos asociados a la administración de la ciudad, para vivir allí con su familia. Se trata de uno de los edificios de arquitectura regional más bellos. Hasta 1700 la descendencia de Groslot le dio el uso de vivienda. Durante la Revolución Francesa se convirtió en el ayuntamiento.

El Museo de Historia y Arqueología de Orleans funciona en una elegante mansión del Renacimiento, antiguamente conocida como el Hotel Cabu, al norte del casco antiguo de la ciudad. Su colección incluye antigüedades de los períodos galorromano y medieval.

La vieja ciudad de Orleans se localiza a medio camino entre Beauce y Gâtinais, cerca de Chambord y de Sologne, y es una de las más antiguas de Francia. Ubicada sobre la costa del río Loira, fue recientemente declarada parte del Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

El acceso se puede hacer desde París a Gare d’Orleans Centre-Ville o a Gare grandes lignes de Fleury-les-Aubrais, ésta se ubica a 3km al norte de Orleans.

Gracias a la SNCF existen 40 trenes diarios desde París, y se tarda 55 minutos en llegar

Visita su oficina de turismo para conocer más.

Paris Rouen: 135 KM

Rouen es capital de Normandía y es conocida también como “Ville aux cent clochers”, gracias a Victor Hugo. Rouen ha conservado gran parte de su centro histórico y hoy en día está compuesto por numerosas calles peatonales.

rouen

Mientras se pasea por el centro histórico, se pueden descubrir grandes tesoros arquitectónicos como monumentos Góticos tales como la Catedral de Notre Dame, St Ouen Abbey, la Iglesia de Saint Maclou y el Palacio de Justicia, o monumentos de estilo renacentista como el Gros Horloge, Saint Maclou Ossuary y la Mansión Bourgtheroulde. Pero además se pueden seguir los pasos de Ricardo Corazón de Leon, Juana de Arco, Gustave Flaubert, o Corneille entre otros, que han formado parte de la historia de la ciudad.

Si lo que se busca es un acercamiento mayor con la naturaleza, se puede subir a la colina de Santa Catalina desde donde se admira una vista impresionante de la ciudad y del Sena, o se puede pasear por la calle Eau de Robec, que configura el testimonio de una historia textil en donde la gente vivía de la industria de las ropas hechas a mano, hoy en día representadas por el símbolo de un barco.

Además se puede dar un paseo por el río, que recuerda a todo turista que el desarrollo de la ciudad fue posible gracias a su puerto, el cual todavía hoy es el responsable del éxito de la ciudad.

Famosa en todo el mundo por el pincel de Monet, que inmortalizó su catedral en varias ocasiones, la ciudad organiza eventos culturales en verano, convirtiendo su catedral en una pintura impresionista con imágenes de Claude Monet.

Los trenes parten de Paris Saint Lazare y llegan a Rouen rive droite

 

Visita su oficina de turismo para más información.

Paris – Chartres, 95 Km

A sólo una hora de viaje desde París, y en las cercanías del valle del Loira, Chartres es una ciudad que ocupa un importante lugar en el corazón de los franceses, y en particular de los católicos que cada año peregrinan hasta su catedral para venerar la eterna sabiduría y la mística espiritualidad que la habitan.

El color azul de sus vidrieras parece resplandecer en toda la ciudad. Frente a ella, la plaza es escenario de un mercado de numerosos puestos en donde locales y turistas se entretienen comprando desde ropa hasta alimentos, en medio de una atmósfera de paz y amistad.

chartres

El Centro Internacional de la Vidriera es uno de los sitios más visitados. Se trata de un lugar verdaderamente sorprendente, en donde se realizan numerosas exposiciones dedicadas al arte del vitraux, de orígenes religiosos pero hoy identificado con una estética particular.

Otro interesante atractivo de Chartres es la gastronomía. La Cerveza de Chartres y su Paté gozan de fama internacional. Los mentchikoffs son reales protagonistas de la mesa dulce en esta ciudad, ya que fueron creados aquí para celebrar la alianza francoprusiana. Los cochelins, con orígenes en la Edad Media, son típicos bocadillos con forma humana o de animales que generalmente se sirven en Navidad.

Otro importante sitio de Chartres es iglesia de San Pedro, una abadía del siglo XIII que conserva su estructura original. San Andrés es también un lugar interesante, datado en el siglo XII y hoy transformado en un centro de exposiciones.

Entre los edificios urbanos, la Maison du Saumon es el principal exponente de la arquitectura antigua que caracteriza a la ciudad. Con una fachada de madera esculpida en el siglo XVI, irradia su belleza a sus alrededores.

Los museos principales son el Museo de Bellas Artes, que reúne piezas antiguas y modernas de destacados artistas como Zurbarán y Vlaminck, la casa Picassiette de arte naïf y el museo de Arqueología.

A través de los años, y conmovida por las vicisitudes de la historia, la catedral de Chartres –Notre Dame de la Belle Verrière– se convirtió en una de las más famosas de Francia, y también en una de las más reconstruidas. En la actualidad, puede verse en su fachada el relato de sus sucesivas transiciones de un aspecto a otro, lo cual imprime en el conjunto una mística peculiar.

En 1194, un incendio destruyó buena parte de la catedral, y una vez más debieron reiniciarse los trabajos. Treinta años llevó terminar con la refacción de esta joya arquitectónica que hoy permite distinguir las épocas de sus muchas reformulaciones.

En el interior, las vidrieras –de gran prestigio en esta ciudad– son muestras magníficas del manejo de la luz y los colores. Los rayos azulados tiñen las tres naves que componen el cuerpo de la catedral, luego de atravesar el vitreaux de los siglos XII y XIII.

En tren se puede llegar desde París cogiendo uno de los 33 que salen diariamente hacia Chartres desde la estación de Paris-Montparnasse. El trayecto dura una hora aproximadamente.

Visita aquí su oficina de turismo para más información.

Paris – Amiens: 140Km

La ciudad de Amiens está ubicada a poco más de una hora y media de París y representa una buena opción para visitar durante un fin de semana donde se busca salir de las rutas turísticas tradicionales. Basta con decir que la ciudad cuenta con una Catedral que es una verdadera joya del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

amiens

La ciudad ofrece también varios cafés típicos a un lado del canal que atraviesa el centro, un recorrido literario sobre los pasos de Julio Verne y un paseo por un lugar único llamado los Hortillonages. Además las playas de la Bahía de Somme no están lejos por lo que la ciudad de Amiens y sus región son ideales para unos días tranquilos.

La Catedral de Amiens, la más grande del país, es un encanto y es mucho más impresionante que Notre Dame de Paris. De estilo Gótico sirvió de modelo para las catedrales de Brujas y Colonia. Mide unos 110m de altura y posee catacumbas hasta 10m bajo el nivel del suelo. Una de sus estatuas llamada “El bello dios de Amiens” es considerada como un tesoro artístico importante del siglo XIII. Además durante todas las noches de verano, la Catedral está iluminada de una manera parecida a las pinturas que tenía en el pasado.

Una visita dentro de la Catedral permite descubrir y saber más sobre los diferentes espacios y objetos que ahí encontraran tales como las 4000 personajes tallados en madera del siglo XVI que representan escenas del Antiguo Testamento y de la vida diaria de la ciudad.

Para el que haya leido De la tierra a la Luna o La Vuelta al Mundo en 80 días, tiene una visita obligada a la Casa de Julio Verne han renovado recientemente. En ella se descubre su oficina de trabajo, su biblioteca y varios documentos interesante. El autor terminó su vida en la ciudad de Amiens y estuvo involucrado en la politica local durante 16 años antes de desaparecer.

Muy cerca de la Casa de J.Verne se encuentra el Circo de Amiens, un edificio redondo y un poco extraño que empezó gracias al apoyo del mismo J.Verne. Finalmente podrán dar un paseo en el Cementerio de La Madeleine donde descansa en paz el abuelo de la ciencia ficción.

Una vuelta por el centro de Amiens permite descubrir una curiosidad llamada los Hortillonages. Ubicado en el centro de la ciudad, son verdaderos jardines flotantes a través de brazos de ríos donde se practica desde hace mucho tiempo la horticultura. Este jardín muy grande con frutas y verduras según la temporada, está presente en la ciudad desde el siglo XIII. La manera ideal de visitar este lugar es tomando una barca que los llevará a través de estos jardines sorprendentes. Encontrarán estas barcas sobre el Boulevard Beauville entre el 1 de Abril y el 31 de Octubre a partir de la 14h.

Para llegar a la ciudad de Amiens, se tiene varias opciones:

  • El tren es muy interesante y los llevará desde Paris en 1h15mn y por unos 12€.
  • En coche cuesta 7€ para recorrer los 130km que separan Amiens y la capital Francesa.

Visite su oficina de turismo para conocer más sobre Amiens.

Si queréis ver otros recorridos turísticos para realizar por Francia en general, no os perdáis la página Web llamada “sobrefrancia