La marca La Mer cumple diez años en España celebrando resultados y poco a poco ha ido formando parte imprescindible de las mujeres que cada vez más se resisten a que el paso del tiempo les gane la batalla.

Paradójicamente el producto llegó a elaborarse como si de un accidente milagroso se tratara, pues como explican en la propia página web, un físico aeroespacial llamado Max Huber sufrió graves quemaduras químicas en la cara, al no encontrar en la medicina la solución que necesitaba, investigó durante doce años hasta que concibió una crema que le daría una tersura sin igual, nacía en ese momento La Mer como una mezcla milagrosa de ingredientes naturales tales como las algas marinas, calcio, magnesio, potasio o eucalipto, entre otros.

Los resultados han llamado a numerosos rostros famosos a adquirir La Mer como una hidratante básica en su día a día, pero lo cierto es que La Mer está al alcance de cualquiera, alejándose así de cremas desconocidas para aquellas que no solemos pisar las “alfombras rojas”. Es cierto que su precio supera al de una hidratante antiarrugas de gama media, pero si los testimonios de quienes la han probado son ciertos, bien merece renunciar unos meses a comprar un bolso o unos zapatos nuevos, y gastarnos ese presupuesto de más en comprar una crema que, sin saber muy bien a qué se debe, ha demostrado atacar directamente a las arrugas, consiguiendo una piel más tersa y eliminando las líneas de envejecimiento.

Desde luego que, ante las próximas fiestas navideñas, si lo que quieres es regalar unos “años de menos” a tus familiares, no tienes excusa para no comprarles La Mer, además la firma ha lanzado 3 sets especiales para la Navidad.