Llueve en todo el país durante días y días y uno de los únicos complementos que podemos lucir, además de la gabardina, es un buen paraguas. Así que ¡¡Que a nadie se le ocurra quitarle el protagonismo!!.

Desde los largos paraguas estilizados que se llevaban en los años 50, y que hoy, con algunos cambios como la adaptación con aluminio, vuelven a las boutiques más prestigiosas, a los plegables súper ligeros que caben hasta en los bolsos más minis. Todos y cada uno de ellos deben tener cabida en nuestro armario.

Si en tu ciudad el viento suele acompañar a la lluvia, lo sentimos pero los plegables no deberían de ser tus compañeros. Las varillas se rompen mucho más fácilmente y los golpes de viento terminan con este tipo de paraguas en la primera tormenta del año.

Los diseñadores de moda se inclinan cada vez más a la presentación de este tipo de complemento. Y así, Pertegaz, Chanel o Versace ponen a disposición de su exclusiva clientela modelos de lo más chic para que la lluvia no estropee los peinados de sus damas.

En Madrid podrás encontrar exclusivos modelos con las mejores calidades en la tienda Casa de Diego, ubicada en la misma Puerta del Sol y con 150 años de historia, donde también ofrecen abanicos, bastones y hasta sombrillas. Eso sí, prepara bien el bolsillo porque la media puede ser de más de 200 euros. Aunque tienen otros más sencillos por unos 40.

Si prefieres modelos económicos te recomendamos que te des un paseo por H&M. Han sacado unos modelos plegables con una fina empuñadura curvada y en distintos colores para que no tengas excusa a la hora de combinarlos.

Y si eres de las amantes del famoso osito de Tous, estás de enhorabuena porque cada año la firma saca nuevos modelos, a un precio bastante asequible (para ser de Tous) y con buenas calidades para soportar varios duros inviernos.

Por último, si huyes de los convencionalismos y lo que te va es dar la nota, adquiere uno que tenga la empuñadura con forma de Katana. No podemos decir que estén a la última, pero si eres fan de Kill Bill te sentirás como una auténtica Uma Thurman o un samurai. Adquiérelo en Thinkgeek desde sólo 30 dólares.