Algunos lo llaman vandalismo, otros gamberradas y hasta unos cuantos han terminado alguna noche en el calabozo por lo que ellos mismos definirían como arte puro y duro.

STYLR ha actuado ya en Barcelona, Madrid o París. Es curioso porque con su propia cámara va grabando imágenes de personas hasta que encuentra su “lienzo perfecto” y ahí que se lanza con el rotulador para inmortalizar su arte. Las personas “imprimadas” suponemos que no estarán del todo agradecidas, pero ¿Quién sabe?, yo por si acaso guardaría mi camiseta por si en el futuro vale millones. Al fin y al cabo sólo unos pocos pueden presumir de contar con una de las prendas personalizadas por STYLR.

La popular artista que cada vez cuenta con más adeptos en youtube, presume además de que rara vez los elegidos son conscientes de lo que está sucediendo hasta que su ropa ya ha captado la esencia total de STYLR, pero no creáis, que los que sí se dan cuenta tampoco dan la voz de alarma, ¿Será porque quieren dejarla “trabajar“?

Aquí os dejo algunos vínculos para que veáis el alcance de su arte callejero lleno de humor. Andaos con ojo porque puede estar en cualquier lugar, y si queréis evitarla sólo tenéis que utilizar ropa oscura “a prueba de rotuladores”. Pero no olvidéis en ningún momento que Dali fue mucho antes un loco que un genio.

vídeo 1

vídeo 2

vídeo 3