Por desgracia el colesterol es un mal que afecta cada vez más a hombres y mujeres sin discriminación por edad. En algunos países se están dando casos en aumento de niños en edad escolar, y aunque para la mayoría de las personas el causante principal es una mala alimentación, no debemos olvidar que la vida sedentaria y la falta de práctica de algún deporte es igualmente responsable del aumento de los niveles de este factor.

Aunque pocas personas saben cómo funciona y por qué aumenta o disminuye, todo el mundo es consciente de los riesgos que conlleva, entre los que destacan infartos y anginas de pecho como los más peligrosos. No obstante, el principal peligro es que ni se ve, ni se oye ni se siente el nivel de colesterol. Una persona no se sentirá enferma ni podrá percibir el riesgo que padece hasta que el mal sea de grandes dimensiones. Por ello es crucial hacerse chequeos rutinarios para controlar éste y otros problemas de difícil perdepción.

Desde aquí planteamos un listado de alimentos a evitar o a disminuir en su consumo:

  • Mantequilla: eliminar o consumir lo mínimo posible. Y además evitar los quesos grasos.
  • Bollería industrial: eliminar o consumir lo mínimo posible.
  • Mariscos: como normalmente no se suele abusar de estos alimentos no es necesario que los elimine de su dieta, siempre y cuando se reduzca su consumo a pocas ocasiones al año.
  • Patés
  • Carnes rojas: disminuir el consumo y sustituirlo por pescados azules.
  • Aceite de girasol y similares. Sustituirlo en la medida de lo posible por aceite de oliva, y mejor por aceite de oliva vírgen extra.
  • Rebozados y comida basura: no se trata de no comer nunca una hamburguesa, pero hay que intentar no abusar y sobre todo matar el gusanillo con frutas e infusiones.
  • Embutidos: los únicos que son excepcionales son los ibéricos. No son muy buenos para el bolsillo pero sí para el colesterol.

Si tus niveles son muy altos deberás acudir a un médico para que te diseñe un régimen a medida destinado a eliminar el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

De todos modos te informamos de que hoy en día hay muchas farmacias que disponen de sistemas para hacerte un control en 5 minutos. De ese modo ya no tendrás escusas para no mantenerlo a raya.