Con la nueva ley antitabaco el gobierno ha prohibido a los fumadores que puedan consumir sus cigarrillos en ningún bar o restaurante, entre otros lugares, con lo que surge una nueva polémica sobre si se están limitando los derechos de los fumadores en exceso para favorecer el derecho a la salud de aquellos que no tienen este vicio.

La nueva situación es posible que esté empobreciendo a algunos propietarios de bares de barrio según los cuales su clientela les abandona tan rápido como el olor a tabaco en las discotecas, pero también ha generado el enriquecimiento de otros sectores como el de las bombonas de gas para calefactores externos o sin duda el de Allen Carr, autor del libro: “Es fácil dejar de fumar si sabes cómo”.

Que dejar de fumar implica unos beneficios tangibles para la salud a corto y a largo plazo es algo que ya nadie pone en duda, pero que sea fácil dejarlo todavía está en tela de juicio, y si no que pregunten a los miles de fumadores hacinados en las puertas de las empresas incluso a temperaturas bajo cero.

Desde aquí sólo podemos recoger las ideas principales del libro de Allen Carr, pero si realmente funciona o no tendrá que juzgarlo cada uno y lo más probable es que sea necesaria también la ayuda de algún médico o farmaceútico como apoyo físico al convencimiento psicológico.

Las ideas cruciales para dejar de fumar:

  • No envidies a los que fuman porque ellos te envidian a ti por no necesitar el tabaco.
  • El tabaco no tiene beneficios, sólo perjuicios.
  • No intentes encontrar una fecha “buena” para dejarlo, no hay ninguna, siempre podrás hallar alguna excusa si deseas seguir fumando.
  • Desde el momento en que lo dejes piensa como un “no fumador”, ante el estrés, ante la felicidad, ante la tristeza o ante los problemas un “no fumador” jamás cogería un cigarro, porque sencillamente él no fuma.
  • Valora cada día como un triunfo, no te plantees metas a largo plazo. Si hoy no has fumado ya has conseguido mucho, mañana será una nueva lucha, pero no intentes pensar en que jamás de los jamases volverás a probarlo porque puede que esa ansiedad destruya tu logro de un solo día.

Y si tienes más dudas ya sabes, puedes adquirir el libro que ya lleva más de 90 ediciones… y rezar para que formes parte de ese 70% de los exfumadores que aseguran haberlo conseguido con el famoso “Es fácil dejar de fumar…  si sabes cómo”.