Aunque ya todas tenemos bastante claro que el vestido es la estrella de nuestro día especial, no podemos dejar pasar otra serie de detalles que hacen que una novia luzca perfecta desde el primer hasta el último minuto del esperado momento.

El pelo: hemos dedicado un artículo especial para peinados de novia que son el último grito. No obstante no hay que olvidar que también cuenta, y mucho, los accesorios que se decidan a llevar en el pelo. Nuestro consejo es que no elijáis flores ni accesorios demasiado exagerados que resten elegancia en vuestra presencia. En mercerías de barrio podréis encontrar florecitas en miniatura en diversos tonos de blanco para colocar salteadas por el pelo. Pero si lo que queréis es no fallar con el color, buscad una tienda de creación de flores de tela, podréis llevar la tela de vuestro propio vestido (siempre cortan el largo un poco) y os harán vuestras flores con ella.

Asimismo en lunaria están acostumbradas a realizar pequeños tocados que incluso pueden ir a juego con el ramo si lo elegís de allí. Recordad que las flores son preservadas: lucen totalmente naturales pero además duran para siempre por lo que podrá ser el “algo prestado” que dejéis a vuestra mejor amiga el día de su boda.

Con respecto a este tema desde aquí no aconsejamos mucho los tonos plata en peinetas a no ser que sean pequeñas y sin abusar del swarovsky o el strass.

Las joyas: las joyas de una novia deben de ser discretas y elegantes, sin llamar la atención pero que luzcan. Si eliges un colgante que sea un poco grande tendrás que renunciar a unos pendientes largos, y si lo que quieres que resalte son los pendientes, deberás lucir el escote al desnudo o con un mínimo colgante que apenas se perciba. Está claro que el blanco es el color por excelencia de toda novia, pero si quieres meter un toque de tu color preferido, no dudes en combinar las flores de tu ramo con alguna piedrecita del mismo color en tus pendientes. Quedará discreto y te sentirás arropada por ese color con el que tanto te identificas.

Por otra parte si decides llevar reloj, por eso de romper el tópico de que todas las novias son impuntuales, lo ideal es que lleves uno de pulsera de 2cm como mucho de diámetro. Y en cuanto a las pulseras decídete por una, no lleves varias ese día porque romperás con la discreción. Verás que en muchas revistas las novias eligen costosísimas muestras de reconocidas firmas de joyería, pero si no deseas renunciar a ese detalle y no puedes permitirte semejante lujo te aconsejamos que eches un vistazo a los escaparates de swarovsky, donde por unos 100€ encontrarás auténticas maravillas que si cuidas bien te durarán por muchísmos años.

En un próximo artículo os hablaremos de los tipos de velo y los zapatos, que también tienen su gran protagonismo.