Como todos sabemos, el día del padre se acerca. Es evidente que muchas de estas “fechas especiales” se hicieron sólo para alimentar los grandes centros comerciales en las épocas de bajas ventas. La mayoría de las personas piensan que es mucho más encomiable un regalo de los de “porque sí” a uno que viene impuesto por una fecha en la sociedad. Sin embargo, yo creo que pocas veces esos regalos sin motivo llegan, así que aprovechar estas ocasiones para acordarnos de las personas que más nos quieren es siempre un gran detalle que no debemos dejar pasar.

Cuando eramos pequeños bastaba con un papel lleno de lentejas pegadas para sorprender a nuestros progenitores, pero ahora todos nos hemos vuelto un poco más materialistas, aunque si la crisis ha hecho mella en tu entorno y no te puedes permitir ningún gasto extra este mes, recurre a las viejas sorpresas con esa clase de ingredientes y seguro que tu padre quedará encantado por el detalle y la dedicación.

Nuestro consejo es que cada regalo lo acompañes de una tarjeta especial que implique siempre el pasar más tiempo con tu padre.

Como regalo estrella para el día del padre hemos pensado en las nuevas Shape- Ups LIV de Skechers.  Este nuevo modelo de la firma americana es la manera más natural de ponerse en forma. Disponible en más de nueve combinaciones de colores, Shape- Ups LIV se puede encontrar en distintos tejidos como tela o piel. Tu tarjeta diría: “Ponte estas nuevas deportivas y yo te acompañaré a a quemar calorías, tú eliges el día”.

Teléfonos móviles: Evidentemente tu padre ya tendrá su propio dispositivo, pero hay muchos padres que siempre quieren estar a la última y como amantes de los gadgets te recomendamos el iPhone 4S. Tu tarjeta diría: “Coge este nuevo móvil y nos vamos juntos a hacer fotografías de la ciudad”.

Una cena para dos: ¿Cuánto hace que no invitas a cenar a tu padre sin que haya una tele de por medio?. Llévale a un restaurante bonito e invítale a cenar mientras habláis de vuestras vidas y de vuestros planes.

Entradas para un espectáculo: Lo primero es que tienes que recordar cuando eras pequeño, la enorme ilusión que a ti te hacía que te llevaran al fútbol a ver a tu equipo. Pues ahora tú debes de ser el encargado de ilusionar a tu padre y recompensarle por aquellos esfuerzos. Pero no olvides que el principal regalo será tu compañía.

Algo de vestir: Si ya no hay tiempo y no hay dinero suficiente para ninguno de los regalos anteriores, siempre puedes comprarle un jersey bonito o una camisa, pero recuerda incluir una nota, en ella debes de poner diez cosas por las que des las gracias a tu padre. Con eso un jersey no será simplemente “otra prenda de vestir”.

Como puedes ver nuestro objetivo para este día es que demuestres a tu padre lo importante que es para ti en tu vida, y un regalo siempre es mucho más cuando lo acompañas de sentimientos.